Emprender en tiempos de Covid19

«El emprendimiento requiere estar dispuesto a tomar riesgos relacionados con el tiempo, el dinero, y el trabajo arduo«

Ha hecho falta la llegada de una pandemia como la del COVID19 para encontrarnos que el futuro se ha instalado en nuestras vidas.

El confinamiento, el miedo, la precaución ante el contagio y la necesidad de continuar con la actividad económica y social han provocado que lo que antes llamábamos “trabajador autónomo” con un trabajo tradicional, muchas veces unipersonal pero casi siempre presencial haya ido derivando desde la crisis del 2008 hasta lo que hoy en día entendemos como “emprendedor” es decir, el emprendedor aporta un valor añadido de innovación y adaptación a las nuevas necesidades tecnológicas de una sociedad siempre cambiante.

Los estudios realizados acerca de la situación económica en España en los últimos 6 meses del 2020 a raíz de la pandemia, arrojan los siguientes datos:

  • 60% de los negocios continúan con su actividad.
  • 48% de estos a optado por el teletrabajo.
  • 1 de cada 4 cambia el modelo de negocio.
  • 95% contempla nuevas oportunidades de negocio, lo cual indica un alto índice de adaptación del tejido empresarial español.
  • 50% de las empresas no confía en las ayudas públicas y aspiran fundamentalmente a la reducción de cargas sociales.

Si la inteligencia es la habilidad para adaptarse a los cambios, vamos a centrarnos en ese 95% de empresarios que han visto claro un antes, un durante y un después del COVID19.

¿Qué demanda la sociedad?: información, inmediatez, seguridad, comodidad, tranquilidad. Eso es lo que hay que aportar y hay que hacerlo ya.

Podemos distinguir dos tipos de emprendedores:

  • Empresas ya constituidas que deciden innovar dentro de su campo.
  • Empresas que partiendo de cero irrumpen en el mundo empresarial con una idea revolucionaria o un proyecto innovador.

Las empresas ya constituidas y suficientemente financiadas empezaron por el teletrabajo enviando a parte de sus empleados a trabajar desde casa. Pero sabían que haciendo eso sólo se solucionaba una parte del problema.

El teletrabajo da pie a la entrada de otro tipo de innovaciones: la ofimática y la domótica. La adaptación de las gestiones laborales para poder ser realizadas desde un lugar ajeno a la oficina con toda la tecnificación que ello conlleva. Para esto se hacen imprescindibles profesionales informáticos especializados en estos campos. Por otra arte está la comunicación fluida con la clientela acostumbrada a un trato presencial y temerosa aún de tratar los asuntos a través de las nuevas tecnologías. Habrá que convencer y trasladar seguridad al usuario. Hemos visto la rápida reacción de restaurantes reciclados en empresas de servicio a domicilio con menús de todo tipo, un claro ejemplo de reacción ágil.

Con respecto a los emprendedores de nueva creación han surgido durante la pandemia múltiples grupos respaldados por fundaciones o universidades que han acometido todo tipo de proyectos: mamparas protectoras fabricadas con tecnología 3D o fabricación de mascarillas con todo tipo de materiales reciclados. Habrá que hacer un estudio post-COVID19 para comprobar qué porcentaje de empresas/ innovadoras/emprendedoras han sobrevivido.

Uno de los cambios que más rápidamente se ha instalado en la vida cotidiana es el de los medios de pago alternativos. Ante la posibilidad de contagio a través del dinero clásico (monedas, billetes e incluso tarjeta de crédito) se ha ido incorporando la forma de pago sin contacto. Bizum, proveedor de servicios que trabaja con casi toda la red bancaria española, contaba antes de la pandemia con 200 establecimientos colaboradores, durante el confinamiento ha aumentado un 33% el número de establecimientos adscritos a este tipo de pago.

Se está trabajando en otros medios de pago con reconocimiento facial pero el uso generalizado de mascarillas está ralentizando su implantación. Pagar con el reloj o con el móvil es una práctica ya muy instalada entre la población más joven y se ha multiplicado por razones de seguridad.

Se están implementando apps para reservar restaurantes, escoger menús, mesa y hasta pagar por anticipado.

La Escolarización/Educación supone un reto importante frente al estado de incertidumbre que supone el COVID19. Aunque los niños se adaptan fácilmente a las novedades, impartir clase a niños que están en casa con hermanos de distintas edades que a su vez están recibiendo clase a distancia es muy complicado. Volvemos de nuevo a la domótica aplicada a la enseñanza. Habrá que saber, también, de qué manera las editoriales de libros educativos acometen la tarea, el emprendimiento, de adaptar el método tradicional al que necesariamente se va a tener que implantar para las clases no presenciales.

Teníamos interiorizada la UNED como herramienta de educación universitaria alternativa y quizá tengamos que aprender mucho de ella para los tiempos que nos vienen.

En cuanto a la Formación Profesional, con clases especialmente prácticas, la adaptación de horarios, prácticas y manejo de materiales tendrá que ser reconsiderado para que cuente con las suficientes medidas de seguridad.

Algunos pensarán que el futuro ha llegado demasiado pronto pero aquí está y está para quedarse.

Lo que podía parecer ciencia ficción hace unos pocos meses nos lo encontramos a la vuelta de la esquina. La robótica.  En Madrid una cervecería de un barrio céntrico ha instalado un robot para tirar cerveza y no es el primero. Ya más generalizados son los drones que se utilizan tanto para llevar pequeña paquetería como medicamentos urgentes o materiales peligrosos. El gigante Amazon empezó a probar hace pocos años un servicio de entrega de libros y música (cuando la gente compraba CD) mediante drones a aquellos clientes que vivían en residencias unifamiliares.

A raíz del COVID19 Amazon tiene previsto contratar 100.000 empleados para los repartos del año que viene. Ya se están utilizando robots para entregar alimentos y medicamentos a pacientes infectados por el coronavirus. En la ciudad donde surgió el brote se utilizó, incluso, un hospital cuya plantilla está mayoritariamente integrada por robots.

La Sanidad, la gran afectada por el COVID19 ha tenido que ponerse al día. Tanto a nivel nacional como en las distintas Comunidades Autónomas se han incorporado aplicaciones para la detección de casos positivos, así como del seguimiento de los contactos. Las citas y diagnósticos se hacen vía MSM. Lo destacable no es que se hayan creado estos medios sino la rapidez con que la ciudadanía lo ha aceptado. Hasta las personas de mayor edad acostumbradas a visitar su centro de salud aceptan que su médico le envíe un mensaje al teléfono o le cambie la cita prevista. Compañías privadas como ASISA, SANITAS o ADESLAS incorporan a su oferta la telemedicina potenciando su capacidad asistencial para atender en remoto a sus asegurados.

Uno de los aspectos más importantes en cuanto a la rapidez de adaptación y asunción de soluciones está en lo referente a la cultura y el ocio. Ante el confinamiento feroz, rápidamente la industria del entretenimiento buscó soluciones como los conciertos a través de plataformas y canales de vídeo, retransmisión de obras de teatro, visitas virtuales a museos, ballet, publicación de libros en abierto y un sinfín de actividades que se podían disfrutar desde casa. No es lo perfecto, pero si lo suficientemente innovador como para cubrir, ahora y más adelante, las necesidades de la población que por una u otra circunstancia no pueda asistir presencialmente a un evento.

De todas las innovaciones que han surgido a raíz del COVID19 y las que todavía quedan por aparecer, la mayor parte se quedarán instaladas en nuestras vidas como algo cotidiano y habremos avanzado un poco más hacia el nuevo futuro.

CÓMO BUSCAR EL ÉXITO AL EMPRENDER

El éxito de emprender dependerá de una serie de cualidades que debes buscar con el objetivo de poder aumentar las probabilidades de alcanzar los objetivos que te has propuesto.

Normalmente parece que lo más importante tanto para las emprendedoras como para los emprendedores es tener una gran idea y contar con el dinero suficiente para financiar la creación de su negocio.  Pero faltan otros elementos que son externos al emprendedor, tales como el mercado, encontrar el público objetivo que requiera un producto o servicio que realmente resuelva su problema y por el cual están dispuestos a pagar.

1. La Organización.

La organización reúne varios aspectos que son los que van a brindarte la capacidad de realizar las tareas o actividades que te propongas, pero también que lo que hagas tenga una razón de ser, para la cual tú debes tener un claro entendimiento de «por qué lo estás haciendo».

Cuando hablamos de organización te recomendamos consideres los siguientes aspectos:

Organiza tu mente y actitud para el éxito de tu emprendimiento.

Busca sobre todo comprender el «por qué» quieres hacerlo y el «compromiso» que estas dispuesta o dispuesto a tener para alcanzar tu objetivo. En esta fase tienes que tener 100% de sinceridad en esta reflexión.

Emprender no es llegar a un destino, Emprender es el camino a ese destino.

Organiza tu Tiempo.

Para empezar a trabajar en la búsqueda del éxito de tu emprendimiento es indispensable que asignes tiempo en tu agenda para hacer lo que has indicado que quieres hacer.

Si ya tienes una idea, asigna tiempo para estudiar el mercado, identificar quién es tu público objetivo.

2. El Talento.

Indistintamente de cómo hayas adquirido el talento, es importante que tengas presente que debes contar con el talento adecuado para tu emprendimiento.

Si tú no tienes ese talento,  tenlo en consideración  para que puedas desarrollarlo, o de no ser así,  buscar un socio o colaborador que  cuente con ese talento que a ti te falta.

3. Las Habilidades.

Si estás empezando a emprender posiblemente  te encuentres sola o solo en el equipo, es decir todo depende de tus habilidades.

Va a ser muy común que para que un negocio que se está iniciando te toque hacer un poco de todo. En ese momento el éxito de tu emprendimiento dependerá de tus habilidades.

Por eso es importante que comprendas claramente cuáles son tus  fortalezas y tus debilidadesdesde la perspectiva de habilidades.

4. La Pasión.

Algunas de las definiciones de pasión, empiezan diciendo que la pasión es «un sentimiento vehemente, capaz de dominar la voluntad. . .».

Ahora bien, es importante tener cuidado de que la pasión no siempre venza a la razón.  Pero mientras eso llegue, es importante que tengas suficiente pasión para tener:

Inspiración, para ser creativos en lo que queremos idear, crear y hacer para llevar adelante el negocio que hemos pensado.

Motivación, para trabajar muchas horas, hacer cosas que no nos gustan y sobre todo motivación para seguir adelante aun después que las cosas no salgan como deseamos.

5. El equipo y el éxito de tu emprendimiento.

Llegado el momento no podrás llevar adelante tu proyecto de emprendimiento sola o solo. Un equipo podrá hacer la diferencia y es importante que cuando decidas que tienes que tener un equipo pienses en lo siguiente:

Es importante que comprendas que es mucho mejor tener el 50% de algo que tenga éxito que el 100% de un negocio que no funcionó porque no pudiste hacerlo tú solamente. No tengas miedo a sumar socios.

Busca construir un equipo compuesto por integrantes que conozcan más que tú e incluso sean más inteligentes que tú. No tengas miedo al reto.

6. La disciplina.

La disciplina hará la diferencia en cualquier cosa que te propongas. Disciplina para hacer un plan de trabajo y cumplir con él.

Incluso disciplina para darte los tiempos de ocio y descanso que todos necesitamos.

La disciplina le gana a la inteligencia.

Yolanda Díaz defiende en el G20 reforzar las medidas que permitan la inserción laboral de los jóvenes en empleos de calidad

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha participado en la reunión de Ministros de Trabajo y Empleo del G20, que se ha celebrado por videoconferencia, para debatir sobre la evolución reciente de la economía y la situación laboral mundial.

Los trabajos de los responsables de empleo del G20 han culminado con la firma de la Declaración Ministerial Acceso a las oportunidades del siglo XXI para todos que señala la necesidad de promover el empleo digno, especialmente para las mujeres y las personas jóvenes en un escenario de reconstrucción ante los efectos devastadores de la crisis sanitaria del COVID-19.

En este sentido, Yolanda Díaz ha planteado que “Hemos de proteger a los sectores y a las personas más vulnerables, adoptando para ello medidas contundentes frente a la precariedad, la informalidad y la desigualdad”. Es decir, el trabajo con derechos debe estar en el centro de la reconstrucción.

Escudo social

La responsable de Trabajo y Economía Social ha explicado a sus homólogos del G20 el paquete de medidas que “hemos desplegado con extraordinario esfuerzo” y que constituyen un “escudo social frente a la pandemia”, ha subrayado Díaz, que están en línea con la declaración suscrita en la reunión de ministros que concluye hoy.

Dentro de este esfuerzo de protección, Yolanda Díaz ha calificado como “prioritario” abordar la situación del empleo juvenil y ha anunciado que “vamos a reforzar las medidas nacionales para el empleo joven y la inserción laboral en empleos de calidad”.

Del mismo modo, la titular del ministerio ha expuesto las medidas adoptadas recientemente para velar por la igualdad de género, citando el Acuerdo para el desarrollo de la igualdad efectiva en el trabajo entre mujeres y hombres que garantizará la igualdad retributiva, la efectividad de los planes de igualdad y la transparencia salarial.

La ministra ha detallado, además, las medidas de protección a las personas trabajadoras por cuenta propia, las que trabajan con contratos temporales o las empleadas de hogar así como los mecanismos para facilitar la conciliación y la corresponsabilidad en los cuidados, el programa MECUIDA y las medidas que permiten velar por la igualdad efectiva de mujeres y hombres en el mercado laboral.

Los ERTE como política transversal

La titular de Trabajo y Economía Social también ha destacado, como medida central en materia de protección laboral, la aplicación de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), una apuesta que ha demostrado ser “exitosa para el mantenimiento del empleo y del tejido empresarial” y ha subrayado que “este instrumento de protección es fruto del diálogo social como política transversal de nuestra acción de Gobierno”.

Acceso a las oportunidades del siglo XXI para todos

La declaración suscrita por los ministros de Trabajo y Empleo del G20, Acceso a las Oportunidades para el siglo XXI para todos es una apuesta por “atajar las desigualdades, en particular la desigualdad de género”, que sufren las personas trabajadoras.

Los responsables internacionales en materia laboral que han suscrito la declaración se comprometen a continuar trabajando “en colaboración y coordinación para contribuir a garantizar una recuperación económica post-COVID centrada en el empleo”.

En la intervención antes el resto de los responsables de empleo del G20 se ha puesto en valor la importancia de regular el trabajo a distancia y el trabajo en plataformas dotando de garantías y derechos a dichas actividades, así como la transición hacia una economía más verde y digitalizada que anticipe grandes oportunidades para los mercados de trabajo.

En línea con el compromiso con un crecimiento “sostenible, equilibrado e inclusivo con empleos dignos para todos, que señala la declaración de Riad, la ministra de Trabajo y Economía Social ha concluido que Debemos defender que ese trabajo sea de calidad y con derechos como elemento central para lograr un mayor progreso económico y social” que, como también ha expresado Díaz, es una tarea a la que está entregado el Gobierno de España.

Finalmente, la ministra ha expuesto la firme apuesta del Gobierno por el multilateralismo, y su valoración positiva del trabajo de las organizaciones internacionales y de los grupos de compromiso presentes.

El registro de jornada también es obligatorio con el teletrabajo.

Hace más de un año que las empresas en España están obligadas a llevar el registro de jornada laboral de sus trabajadores. La pandemia del coronavirus y las medidas de confinamiento provocaron a principios de marzo que muchas tuvieran que implantar el teletrabajo casi de forma improvisada, relajando o dejando de lado el control horario.

Una obligatoriedad que no ha cambiado en absoluto la situación excepcional de España provocada por la crisis sanitaria de la COVID-19. En otras palabras: las empresas tienen que seguir registrando las horas que trabajan sus empleados, aunque lo hagan desde casa.

El principal objetivo de la norma es reducir la elevada cantidad de horas extra no remuneradas que hacen los trabajadores en España.

Sanciones

Pero no tener un registro de jornada laboral en el teletrabajo será considerado como una infracción grave, y las empresas podrán enfrentarse a sanciones que van entre los 626 y los 6.250 euros. Además, es obligatorio conservar los registros de los trabajadores durante un mínimo de cuatro años, estando a disposición de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, trabajadores y representantes legales.

La ley entiende que un teletrabajador tiene los mismos derechos y obligaciones que los que trabajan de forma presencial, y por tanto, deben cumplir con un horario rígido.

Fórmulas para controlar el tiempo de trabajo

Existen diferentes herramientas que permiten a las empresas registrar la jornada laboral del teletrabajo, sin necesidad de desplazarse, de una forma cómoda, sencilla y segura.

Puede controlar el tiempo real de trabajo con algún programa informático (hay aplicaciones que permiten al trabajador fichar a la entrada y a la salida de su jornada desde el ordenador o desde su teléfono móvil) o incluso con un documento manual firmado por los propios trabajadores.

¿Cómo realizar el registro de la jornada laboral en el teletrabajo?

Su empresa está obligada a registrar la jornada de sus empleados indicando la hora de inicio y de finalización de ésta. Si tiene empleados que hacen teletrabajo, siga cumpliendo con dicha obligación de registro (asegúrese de que sus empleados fichan).

Esta obligación existe para todos sus trabajadores, con independencia de si realizan su actividad fuera del centro (comerciales, desplazados al extranjero, teletrabajadores…) o en el centro de trabajo físico.

Derecho a la desconexión digital

Una cuestión que también ha recobrado fuerza, es el derecho a la desconexión digital en el ámbito laboral. Aunque el trabajador esté trabajando desde casa, la Ley reconoce a los trabajadores el derecho a la desconexión digital a fin de garantizar, fuera del tiempo de trabajo legal o convencionalmente establecido, el respeto de su tiempo de descanso, permisos y vacaciones, así como de su intimidad personal y familiar.

Permiso retribuido recuperable

Las medidas urgentes necesarias para frenar el contagio por coronavirus llevó al gobierno español a decretar el paro de toda actividad productiva que requiriera el desplazamiento al puesto de trabajo de las actividades no consideradas esenciales entre el 30 de marzo y el 9 de abril, ambos incluidos. A cambio, se obtenía un permiso retribuido recuperable. Pero ¿en qué consiste ese permiso? ¿A quién afecta? ¿Cómo y cuándo se va a recuperar ese tiempo no trabajado?

Solo los trabajadores por cuenta ajena están afectados por el permiso

Para evitar el impacto sobre las nóminas de este parón obligatorio, el consejo de ministros aprobó el día anterior al inicio del periodo de “hibernación”, un permiso retribuido recuperable. De esta manera, los trabajadores no verían reducido su salario y podrían recuperar las horas de permiso.

Se han podido acoger a este permiso todos los empleados por cuenta ajena que no pertenecían a los servicios esenciales, que aparecían listados en el BOE del 14 de marzo, cuando se decretó el estado de alarma. Tampoco afecta a los trabajadores que, para poder preservar la actividad mínima imprescindible, deben continuar trabajando. A esta autorización retribuida no han podido acogerse los que están teletrabajando, ni los autónomos con actividades que no se hayan visto suspendidas por las medidas de contención.

Tampoco atañe a trabajadores de baja por incapacidad temporal, a empleadas con permiso de maternidad o paternidad ni a afectados por un ERTE.

El gobierno pretendió con esta orden paralizar la actividad durante nueve días para sumarlos a los festivos de semana santa y tratar de atajar así el riesgo de contagios que pudiera suponer ir al trabajo. El objetivo fue dejar durante esos días un ritmo de producción similar a la actividad de un domingo.

¿Cómo se tendrá que recuperar ese tiempo?

El gobierno ha establecido que las horas retribuidas tienen que recuperarse desde el primer día tras el fin del permiso. Es decir desde el 10 de abril hasta el 31 de diciembre. Si se tiene en cuenta una jornada completa, el número de horas que tiene que devolver cada trabajador es de sesenta y cuatro (ocho horas por ocho días laborables). Si se negocia con la empresa devolver una hora al día, en el plazo de unos tres meses estaría saldada la cuenta de horas, aunque también se contempla el restarlas de días de vacaciones.

Pero la negociación sobre cómo y cuándo recuperar estas horas debe acordarse entre empresa y la representación de los trabajadores (si existe, en caso contrario tiene que configurarse un comité para la ocasión). También debe tenerse en cuenta necesariamente el derecho a conciliación (recogido en el artículo 34 del Estatuto de los trabajadores). Si no se llega a un acuerdo, es la empresa la que establece la forma de devolver esas horas de manera “paulatina y espaciada en el tiempo”.

En este caso, a diferencia de lo que ocurre con los ERTE, es la empresa la que asume los costes de este permiso momentáneamente. El Estado no contribuye con ninguna partida. Se continúa cobrando la nómina completa, a pesar de no haber ido a trabajar. Y se cobra tanto el salario base como los pluses. De forma similar al permiso por matrimonio o por mudanza.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: